martes, 28 de junio de 2011

Raúl Berón - El Gran Cantor de Tangos (P&C 2011)





Raúl Berón fue, para algunos, el mejor cantor de orquesta que dio el tango. De clara estirpe gardeliana y registro de tenor, su apogeo coincidió exactamente con la época de mayor auge del tango: desde su ingreso a la orquesta de Miguel Caló en 1939, hasta su retiro de la de Aníbal Troilo en 1955. El amplio y variado repertorio de Berón revela su aptitud para captar todos los temas y climas del género.

Nació en Zárate, pequeña ciudad portuaria sobre el río Paraná, 150 kilómetros al norte de Buenos Aires, en el seno de una familia de músicos y cantores, varios de los cuales ganarían fama. Se inició de niño formando dúo con su hermano mayor, José, quien también desarrolló una carrera en el tango, aunque de menor trascendencia. Berón hizo pie en Buenos Aires a través de la radio, actuando en varias emisoras como cantor solista con guitarras. La mayoría no trascendía, pero no fue su caso, incorporado en 1939 por Miguel Caló. Berón debutó con Caló en el disco (sello Odeón) el 29 de abril de 1942, grabando un enorme éxito: "Al compás del corazón", tango de Domingo Federico y Homero Expósito. Al dorso, "El vals soñador". Entre los 28 temas que registró con esta orquesta no hay ninguna grabación desdeñable.

Dejó a Caló, para integrarse a la orquesta del pianista e inspirado compositor Lucio Demare. Con este grabó versiones antológicas de tangos como "Una emoción", "Qué solo estoy", y "Tal vez será su voz”. Otra etapa significativa -pero en cierto modo frustrada- en la trayectoria de Berón fue la de su vinculación con Francini-Pontier, el binomio formado por el violinista Enrique Francini y el bandoneonista Armando Pontier, surgidos de la orquesta de Caló y que, como el cantor, provenían de Zárate. Berón grabó con esa agrupación, de muy avanzada concepción musical, entre 1946 y 1949 un total de 13 temas como solista. Sobrevino entonces la brillante incursión de Berón en la orquesta de Aníbal Troilo, una de las más venerada del tango. Aquella conjunción produjo versiones admirables.

Berón siguió cantando hasta su muerte, a los 62 añosm, el 28 de de junio de 1982. La noche del 29 un presentador anunciaba la desaparición del cantor al público que se había reunido en el Café de los Angelitos para oír una vez más la dulce tristeza de esa voz incomparable.



Más información en la NUEVA CASA!

More information on NEW HOUSE!


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada