viernes, 4 de diciembre de 2009

Regina Spektor - Begin to Hope (2006)




Hija de padres músicos, nació en Moscú el 19 de febrero de 1980. En 1989 su familia emigró a los Estados Unidos durante la Perestroika, basicamente por razones de antisemitismo. En camino hacia América, primero hubo una escala en Austria y otra en Italia: las autoridades rusas decidían a través de un “Consejo” si a los emigrantes les tocaba ir a Estados Unidos o a Israel.

Además de dejar su país y sus raíces, la pequeña Regina debe abandonar al mejor amigo: su piano, compañero de juegos y estudios. Para bien o para mal, esto le obligó a abrirse a nuevos géneros musicales. Volvió a estudiar ya radicada en el Bronx neoyorquino con la profesora Sonia Vargas, quien junto a su esposo violinista vivían cerca de su casa. Eso le permitió abrirse a un universo musical que trascendió al de su formación clásica y a la música tradicional rusa que solía escuchar.

Su gran salto lo da de la mano del grupo de rock The Strokes, específicamente de Julian Casablancas (líder de la banda), quien quedó impresionado por su talento y la invitó a participar como telonera de su gira norteamericana.

El productor David Kahne, fascinado por Spektor, es quien la lleva a registrar “Begin to Hope”, primero de sus discos con edición a través de un sello multinacional. Fue publicado el 13 de junio de 2006, y alcanzó el nº 1 de Billboard.

Algunos se enamoran (confieso que es mi caso), otros se preguntan donde está la gracia… Norah Jones queda pequeña a su lado, más lejos Alanis Morisette y su única coincidencia con Fiona Apple es que compone y canta… Lo que es seguro, es que su originalidad la destaca de cualquier otra artista del momento y vale su peso en oro: toca el piano como los dioses, canta excelentemente bien y compone maravillosamente. Si no la conocen, no se la pierdan…

Más información en la NUEVA CASA!

More information on NEW HOUSE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada