viernes, 8 de octubre de 2010

Lucio Dalla & Gianni Morandi - Dalla & Morandi (1988)





En 1987, durante su concierto en Bologna, Lucio Dalla recibe la visita de Gianni Morandi, que tantos años atrás había cantado su “Occhi di ragazza” en el Eurofestival. Los dos cantaron juntos por veinte minutos. El entendimiento mutuo y la respuesta del público le revelaron a Dalla que había encontrado un buen compañero de viaje.

Los años ’70 no habían sido fáciles para Gianni Morandi, casi ausente de los rankings de ventas, pero los años ’80 fueron los de su relanzamiento, a partir de “Canzoni stonate”, escrita por Mogol. Y después de la victoria en Sanremo con “Si può dari di più”, en 1987.

Fue justamente Mogol quien sentenció el definitivo retorno del cantante de Monghidoro al ruedo de los grandes de la canción italiana, firmando para su sociedad con Dalla el single “Vita”, junto a Mario Lavezzi. En un principio la canción se titulaba “Angeli sporchi”, y la letra comenzaba diciendo: “Cara in te ci credo…”, ya que estaba dedicada a una muchacha. Dalla impuso la modificación, y la palabra “cara” cambió por “vita”, porque a alguno le podría dar la impresión de que él y Morandi se llamaban así (“cara”) entre ellos.

Abierto, justamente, por “Vita”, el álbum que aquí presentamos fue lanzado el 9 de junio de 1988. Y dió inmediatamente el puntapié para una gira conjunta de extraordinario éxito. Y era lógico: por un lado Morandi con su estilo de cantar abierto, transparente; y por otro lado Dalla, autor por excelencia, que corroe, mostrando la parte mas inquietante de los sentimientos.

Un disco que, de seguro, conocen. Es uno de los favoritos de mi discoteca, y creo que sigue teniendo una vigencia increíble. Dos detalles: “Chiedi chi erano I Beatles”, tiene como autor de la letra a ‘Norisso’, que fue un seudónimo usado por el poeta Roberto Roversi. Y presenta “Che cosa resterà di me”, inedito de Franco Battiato.




Más información en la NUEVA CASA!

More information on NEW HOUSE!


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada